Reparar TDT Ansonic SDG-20H

Voy a explicar aquí mi experiencia con un (en realidad fueron dos) receptor TDT Ansonic SDG-20H, vamos, el que vendían en Hipercor hace un par de años por unos cuarenta y algo euros.

No sé si lo siguen vendiendo, pero de ser así, no lo recomiendo salvo que sean modelos más nuevos en los que hayan mejorado el proceso de fabricación y el diseño electrónico.


Receptor de TDT Ansonic SDG-20H

He de aclarar que, como ya digo, aquí simplemente relataré mi experiencia personal para poder ayudar a alguien si se encuentra con el mismo problema que yo. De hecho, es la primera vez que reparo un circuito electrónico, tarea que ha sido posible gracias a la inestimable ayuda de otras personas que ya pasaron por lo mismo con éste u otras marcas de receptores de TDT (en realidad hay muchos receptores baratos que sufren los mismos problemas). En concreto, éstos son los artículos por los que me guié para llevar a buen puerto la reparación del receptor:

Cómo realizar soldaduras simples
Tutorial: cómo soldar con estaño
Error 8.8.8.8 en Metronic Twinbox
Foros de ADSLZone, TDT: Televisión Digital Terrestre

El problema

Hasta ahora el receptor de TDT había funcionado perfectamente. Tendrá sus virtudes y sus defectos, pero siempre había hecho su trabajo sin rechistar. Pero hace unos días empezó a fallar. Cuando estaba funcionando, le daba por apagarse (literalmente apagarse, con el típico “clic” y quedando el botón de encendido en rojo), y al cabo de uno o dos segundos, volvía a encenderse. Esto empezaba al cabo de unos diez o quince minutos de encenderlo, pero luego ya era constante, e incluso algunas veces quedaba hasta bloqueado, siendo necesario desenchufarlo y volverlo a enchufar.

¿Qué hacer? Pues lo de siempre: acudir a Internet a ver si alguien nos echa un cable. Así fue como encontré las páginas mencionadas y cómo me decidí a intentar ahorrarme el dinero de un nuevo TDT. Además no debe de haber muchos profesionales que se dediquen a repararlos (tal como me comentaron en una de las tiendas a las que fui a comprar los condensadores, “sale más caro el collar que el galgo”).

Comprobar la placa del TDT

Lo primero, obviamente, es desenchufar el receptor de TDT de la corriente, así como quitar todos los cables de antena y euroconectores. Para quitar la tapa superior del receptor de TDT, en la parte trasera se desatornillan los dos tornillos de los laterales de la tapa y el central de la parte superior. La tapa de levanta de atrás por los lados, ya que los enganches se encuentran en la parte delantera.


Receptor de TDT sin la tapa

Una vez retirada la tapa, se desconectan los cables de la placa: el de corriente situado en la parte izquierda, que tiene una pequeña pestaña que hay que apretar, y los de los controles y display que se encuentran en la parte derecha. No es problema volver a ponerlos porque tienen una sola posición marcada por unas guías. Vamos, que encajan de una sola forma.

Por cierto, tal vez a alguien le resulte de utilidad saber cómo tengo conectados los aparatos al TDT (existen muchas webs donde explican esto mismo, y de hecho en su día recurrí a ellas cuando compré el TDT). He aquí una foto de la parte trasera del receptor TDT:


Conexiones de la parte trasera del receptor de TDT

Las conexiones son las siguientes:

  1. En primer lugar, el cable de la antena de TV de la pared va a la entrada “RF IN” (“Radio-Frecuency Input” o entrada de radio-frecuencia) del receptor de TDT. Recordemos que actualmente por este cable viaja tanto la señal analógica de antena de toda la vida, como la nueva señal digital, es decir, la señal de TDT (Televisión Digital Terrestre). La función del receptor de TDT es convertir la señal digital en analógica para que pueda ser recibida por los televisores y vídeos analógicos actuales (o tal vez ya deberíamos decir “antiguos”…).
  2. La salida “RF LOOP THROUGH” (“Radio-Frecuency Loop Through” o bucle de paso de radio-frecuencia) va a la entrada “AERIAL INPUT” del vídeo VHS (comúnmente llamado VCR, iniciales de “Video Cassette Recorder” o grabadora de cintas de vídeo). Como su propio nombre indica, esta salida sólo sirve de paso a la señal analógica de la antena para que llegue al vídeo VCR y de ahí vaya desde la salida “AERIAL OUTPUT (TV)” del VCR a la entrada de antena de la TV. Es decir, el vídeo VCR podrá seguir grabando la señal analógica como hasta ahora, y la señal analógica también se podrá seguir viendo en la TV como hasta ahora.
  3. La salida de euroconector “TV” del receptor de TDT va a una de las entradas de euroconector de la TV. Es decir, el receptor de TDT convierte la señal digital de antena en analógica y la envía por este euroconector a la TV para que podamos ver los canales de la señal de TDT en nuestra “vieja” televisión analógica.
  4. La salida de euroconector “VCR” del receptor de TDT va a la entrada de euroconector del VCR. Es decir, el receptor de TDT convierte la señal digital de antena en analógica y la envía por este euroconector al VCR para que podamos grabar los canales de la señal de TDT en nuestro “viejo” vídeo VHS.
  5. Finalmente, aunque esto ya no tiene que ver con el receptor de TDT, la salida de euroconector del reproductor de DVD está conectada al otro euroconector de la TV para poder ver también nuestros vídeos en DVD, VCD, SVCD, DivX, XviD, etc. (o bien ver fotos o escuchar música desde el reproductor de DVD).

Es decir, que para poder realizar este montaje hace falta una TV y un receptor de TDT que tengan ambos dos euroconectores. Por cierto, mi idea es sustituir todos estos cachivaches por un reproductor-grabador de DVD con disco duro y TDT integrado, aunque no sé cuándo. Además, podría conservar el receptor de TDT externo (o bien tal vez el TDT integrado en una futura TV LCD) para poder estar viendo un canal en la TV mientras grabo otro en el disco duro del reproductor-grabador (es decir, igual que se hacía desde siempre con un vídeo debido a que tanto la TV como el VCR tienen cada uno su propia sintonizadores de TV).

Reanudando nuestra explicación del desarme del receptor de TDT, para retirar la placa del interior del receptor de TDT hay que desatornillar los tres tornillos que la sujetan a la base y que de paso también sujetan las “patas” del receptor. No deja de ser un poco lioso volver a ponerlos debido a que estas patas se salen de su sitio con facilidad. También hay que quitar otro tornillo pequeñito que hay en la parte trasera, justo al lado de la entrada “Digital Audio”. En la siguiente imagen podemos ver la placa del TDT una vez extraída.


Placa del receptor de TDT

Nota: quizás alguien muy perspicaz se haya dado cuenta de que esta placa no es exactamente igual que la que aparece en la otra foto. Esto se debe a que aquélla se la hice posteriormente al receptor “B”, tal como veréis si seguís leyendo.

Bueno, una vez tengamos la placa en nuestras manos, hay que localizar el problema. Aquí yo esperaba encontrarme con algún condensador medio reventado, tal como se explica en los mencionados artículos, pero resulta que todo parecía estar en perfectas condiciones. Como lo único que vi fueron un par de ellos que parecían haber perdido líquido (en una tienda me comentaron que parecía ser una resina que les echaban y que tal vez no estuvieran dañados), me dije, a por ellos.

He aquí la ubicación de los condensadores en la placa:

   
Localización de los posibles condensadores dañados C133 y C143

Material necesario

Este es el material que necesitamos para realizar la reparación:

Condensadores
Si queréis podéis buscar en la red para saber algo más sobre estos componentes eléctricos. Vienen caracterizados por la diferencia de voltaje entre placas medida en voltios (V), y su capacidad medida en microfaradios (µF). Ambos valores determinan la carga del condensador.

En principio necesitaba uno de 400V y 33µF (identificado como C133 en la placa), y otro de 10V y 2200µF (identificado como C143 en la placa). Tal como recomendaban en los artículos, los pedí de algo más de voltaje. A mayor voltaje, mayor tamaño (más “gordos”), por los que a veces no hay sitio para insertarlos y hay que soldarlos dejándolos un poco levantados o inclinados hacia un lado. Bueno, cada uno que los suelde como pueda. El caso es que hagan contacto y funcionen. El de 33µF no lo tenían de más voltaje, pero el otro me lo dieron de 16V y 2200µF. En total 1,60 euros, aunque yo creo que me timaron, porque también me querían vender un soldador por 17 euros. Vamos, ni que fuera a estar soldando todos los días, así que compré los condensadores y ya buscaría un soldador en un “chino” (lo peor es que no lo encontré…). Y hablando de chinos, según me dijeron en una de las tiendas, no es que los voltajes de la placa estén mal calculados, sino que los condensadores que montan son de la marca “Chino Cudeiro” y realmente no aguantan los picos de voltaje definidos (me aseguró que los que él me vendía tenían todas las garantías, aunque sigue siendo una buena idea comprarlos de algo más voltaje).

He aquí los condensadores una vez extraídos de la placa:


Condensadores C133 y C143 supuestamente dañados

Por cierto, si los condensadores están hechos polvo no podréis leer sus características. La única solución es encontrar a alguien que tenga el mismo receptor de TDT y pedirle que lo desarme para mirar dichos condensadores.

Soldador
Ya han explicado perfectamente en los artículos el tipo de soldador necesario (de 25-30W), así como la correcta forma de soldar. Finalmente a mí me lo prestó mi amigo Carlos Luis, ya que no encontré ninguno baratillo de estas características. Tratamos de reparar el TDT con poco gasto, porque si no nos compramos otro nuevo y listo.


Soldador electrónico de 30W

¿Y nada más? Pues no. Yo no utilicé nada más. Bueno, quiero decir que no utilicé ningún otro material digamos “profesional”. Por ejemplo, ni siquiera utilicé estaño, ya que dejé el mismo que había (repito una vez más que no pretendo que esto sea un trabajo perfecto, sino simplemente que funcione). En cambio, sí que me hizo falta una pequeña esponja húmeda para ir quitando los restos de estaño de la punta del soldador, así como una tijera de cocina para cortar las patas sobrantes de los condensadores, y un ayudante (en este caso mi mujer, Rosa) para que sujetase firmemente la placa, porque una de tus manos la tendrás ocupada con un condensador y la otra con el soldador. El soldador lo podéis dejar en la mesa por la parte del mango (al menos el mío aguantaba como lo veis en la foto, aunque puse unas revistas debajo) o, si no se mantiene, apoyarlo en un plato o cualquier otro sitio que no queme. Sólo hay que ser un poco cuidadoso y no armar ningún estropicio (tal como quemar la mesa, olvidarse el soldador encendido, chocar con él y recibir una quemadura, etc.). ¡Ah!, y los niños lejos, que ya se sabe que en un segundo que uno se descuida ya te la lían.

Sustitución de los condensadores

No voy a explicar otra vez lo que ya han explicado otros mejor que yo. Simplemente hay que tener buen pulso y paciencia, y resulta muy útil señalar los polos del condensador con un rotulador por la parte posterior de la placa. Resumiendo un poco el proceso, para retirar un condensador se van calentando alternativamente cada una de sus patas por la parte posterior de la placa, y se va haciendo palanca para tirar de cada una de ellas a medida que se derrite el estaño. Pero repito, poco a poco, alternativamente y con paciencia.

Para poner los condensadores se procede de forma análoga, calentando y empujando cada pata alternativamente. Es recomendable cortar las patas del condensador previamente, pero sin pasarse, no vaya a ser que nos quedemos cortos. Cuando estén soldados, se puede cortar el sobrante con una tijera de cocina. ¡Ah!, y eso sí, ojo con el polo positivo y el negativo: el negativo está señalizado claramente con una franja blanca y dentro de ella el signo menos, mientras que en la placa el lugar del condensador está dibujado con un círculo en el que la mitad correspondiente al polo negativo aparece con rayas.

He aquí la placa con los nuevos condensadores:


Placa con los nuevos condensadores C133 y C143

Como podéis apreciar, el C143, al ser más gordo, me quedó un poco torcido, ya que chocaba con otros componentes…

Y ahora… ¡a probar!

Bien, llegó la hora de la verdad. Armamos de nuevo el receptor de TDT por completo (no me gusta dejarlo destapado por si alguien, digamos mi niño, le da por meter la mano en él) y lo enchufamos. ¡Funciona! Bien, al menos no hemos estropeado nada.

En realidad he de decir que realicé esta operación dos veces, una tras sustituir el primer condensador y otra tras sustituir también el segundo. Así es más fácil detectar los fallos en caso de hacer las cosas mal.

Ahora a esperar un rato y… ¡¡¡HORROR!!! ¡Otra vez el mismo problema de apagados continuos!

Probando con otro receptor

Bueno, pues después de esta decepción resultó que mi amigo Carlos Luis (sí, el mismo del soldador) también había comprado en su día exactamente el mismo modelo de receptor de TDT. Así que me lo dejó porque el ya no lo utilizaba desde que se compró una TV LCD con TDT integrado.

A la semana siguiente fui a recogerlo y cuál fue mi sorpresa cuando llegué a casa, lo instalé y ¡tampoco funcionaba! En este caso se escuchaban los canales pero aparecía la imagen en negro. Además resultó que, al mover el aparato, dentro sonaba como algún tornillo o pieza de plástico suelta. Así que, destornillador en mano y a desarmar.

Al levantar la tapa del receptor, claramente se veía que ¡eran las fundas de tres condensadores las que rodaban por allí! Por alguna razón habían saltado, así que era lógico que no funcionase.


Condensadores dañados

Aprovechando condensadores

Bueno, pues si tenemos dos aparatos exactamente iguales, vamos a intentar reparar uno de ellos con piezas del otro. Así que ni corto ni perezoso, y de nuevo con la ayuda de mi auxiliar (eso sí, ella ya un poco a regañadientes), me puse a quitar los tres condensadores hechos polvo del segundo receptor (llamémosle “B”), quitarlos de mi primer receptor (llamémosle “A”), e insertarlos en el receptor “B”.

Esta vez he de reconocer que la tarea costó un poco más, porque los condensadores eran más pequeños y por tanto había que trabajar aún con más cuidado y paciencia. En concreto se trataba de un condensador de 10V 100µF (marcado como C75 en la placa) y dos condensadores de 16V 220µF (marcados en la placa como C70 y C79 respectivamente).


Condensadores C70, C75 y C79 cambiados de una placa a otra

Por cierto, como ya señalé, si comparáis esta imagen de la placa del receptor “B” con la del receptor “A” podréis apreciar que no son exactamente iguales. Además de dos o tres condensadores situados en lugares diferentes, el modulador/sintonizador (o lo que sea la caja metálica donde están ubicadas la entrada y salida de RF) es diferente y de distinta marca (de hecho el del “A” no tiene marca y el del “B” es Samsung).

¡¿Qué cosa más rara…?!

Pues llegó el momento de armar de nuevo el receptor “B” y probar. Esta vez cambié los tres condensadores de golpe. Ya estaba empezando a cansarme el asunto de marras. Sorprendentemente parecía que todo funcionaba correctamente. Pero cuál fue mi sorpresa cuando al cabo de unos minutos ¡¡¡el receptor “B” empezó a sufrir los mismos problemas que mi receptor “A”!!! ¿Sería un virus que se contagiaba por ciencia infusa?

No era posible. Parándome a pensar, sólo había dos explicaciones para esto:

  • El problema venías de la antena comunitaria. Preguntamos a un vecino y él lo veía perfectamente, así que estaba claro que no iban por ahí los tiros. Además, menuda metedura de pata si después de todo el jaleo no tuviese nada que ver con el receptor de TDT…
  • El problema del segundo receptor se había trasladado al instalarle los condensadores del primero. Es decir, el problema del receptor “A” podía estar precisamente en esos condensadores, aún cuando parecieran estar en perfectas condiciones y no hubieran saltado por los aires como ocurrió en el receptor “B”. O dicho de otra forma, todos los TDT Ansonic SDG-20H fallan en esos tres condensadores.

La prueba de fuego

Bien, este sería mi último intento. Si el problema estaba en esos tres condensadores, vamos a ponérselos nuevos a mi receptor “A” (al cuál se los había quitado para pasarlos al receptor “B”).

Al día siguiente fui a la tienda de electrónica (a otra distinta a la de la primera vez…) y compré los tres condensadores (el pequeño me lo dieron de 25V 100µF porque no tenían de 10V 100µF).


Condensadores nuevos de 25V 100µF y 16V 220µF

Volví a casa y directamente soldé los tres condensadores (el cabreo de mi mujer era ya bastante importante…). Armé el receptor y todo funcionaba, así que al menos no había estropeado nada.

Ahora a esperar… 5 minutos, 10 minutos, 15, 30, 60… ¡¡¡EUREKA!!! Una satisfacción inmensa el haberlo arreglado por mí mismo

Ya puestos, arreglemos los dos

Si mi receptor “A” funcionaba, y ahora que parecía que estaba localizado el problema, no íbamos a dejar el otro receptor estropeado por tan solo 35 céntimos que me cobraron por los tres condensadores. Así que después de unos días probando mi receptor “A”, volví a la tienda, compre otra vez los mismos condensadores, desmonté el receptor “B”, y a desoldar y soldar por última vez. A estas alturas lo cierto es que ya quitaba y ponía condensadores como si lo hubiera hecho toda la vida (eso sí, como siempre, sujetando la placa mi mujer…).

Algo me decía que el problema podía ser el condensador C75 de 10V, así que sólo cambié éste para probar. De nuevo la espera angustiosa: 5 minutos, 10 minutos, 15, 30, 60… ¡¡¡EUREKA!!! ¡Prueba superada y los dos receptores de TDT funcionando perfectamente!

Y como diría mi hijo, “colorín colorado, este cuento se ha acabado” (en realidad él suele hacer la broma cambiando “acabado” por “meado” o incluso “cagado”. ¡Cosas de niños…!).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
http://guapaweb.skn1.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif